Modelando un discurso a través de un mapa mental

Una forma interesante de construir y escalar tus discursos es modelándolos a través de mapas mentales. De una forma gráfica puedes delimitar con franjas temporales cualquier discurso, controlando en todo momento la coherencia del mismo. Esta técnica me resulta muy útil no solo para construir discursos, sino también para estructurar redacciones.

En primer lugar debes emplear el concepto central para escribir tu frase nuclear, esa que debe fundamentar el resto del discurso y para la que dispones de unos pocos segundos. A partir de ahí vas ampliando la ramas y nodos del mapa otorgándole a cada nivel mayor profundidad de argumentación y por lo tanto mayor tiempo.

Al final obtienes un mapa que una vez memorizado te dará seguridad a la hora de desarrollar tus discursos, sabiendo que emplearás el tiempo del que dispones al máximo y no dejarás ideas sueltas.

Este mapa te lo puedes descargar en imagen y en archivo xmind bajo la siguiente licencia:
Licencia de Creative Commons
Discursos en mapa mental by Juan Carlos Álvarez – Cohaerentis is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://blogs.cohaerentis.com/blog/2014/03/concretando-tu-discurso-a-traves-de-un-mapa-mental/.

Tecnoexperiencias

El pasado día 13 tuve el placer de participar vía videoconferencia en un pequeño taller/webminar de COLAM con el gobierno panameño. En el taller ofrecí mi visión sobre un factor crítico para la creación y participación en espacios de gestión social del conocimiento. Bajo mi punto de vista es necesario que como sujetos del conocimiento experimentemos un flujo consciente de gestión del conocimiento personal. Para ello propuse un modelo elemental de monitorización (lo que nos pasa), profundización (recolectar y conocer más a fondo lo que nos pasa), conversación y colaboración respecto de lo que nos acontece y, finalmente, toma de postura y acción. Cite ejemplos de como llevamos a cabo estas experiencias en el mundo 0.0 (un mundo sin internet), en un mundo 1.0 (en una web estática reproduciendo los modelos no virtuales en los virtuales), así como en un mundo 2.0 (interactivo, colaborativo, multidireccional y abierto). A las acciones del flujo de gestión del conocimiento en este mundo 2.0 las he denominado “tecnoexperiencias”. Destaco lo difícil que resulta diseñar, impulsar y coordinar proyectos en los que promovemos estas tecnoexperiencias, si nosotros mismos no pasamos de forma desestructurada por ellos con las múltiples herramientas que existen en Internet.