Nuevas reglas de privacidad en Europa

Esta parodia que hacía la gente de Apple al Windows Vista puede reproducirse en lo que la Unión Europea pretende que sean las nuevas reglas de privacidad para el entorno web ( versión consolidada de la Directiva 2002/58/CE). Al hecho de que los gobiernos no están preparados para los cambios que se introducen en la Directiva sobre la privacidad de la UE, su cumplimiento puede significar un serio varapalo para las startups europeas. Cualquiera que haga un uso frecuente de Google Analytics, verá lo útil que es para elaborar una estrategia de marketing digital, y se puede dar cuenta de lo que significaría para su empresa no contar con este tipo de  herramientas, y que su competencia fuera del marco legal de la Unión Europea sí pueda hacerlo. No se trata de que la UE en pro de impulsar la nueva economía descuide los derechos de los ciudadanos europeos, pero sería recomendable que lo haga desde una perspectiva diferente. Esta claro que la Unión Europea, con todo su potencial intelectual no avanza tan rápido en el campo de la innovación e implementación efectiva de las TICs respecto al resto del mundo. Creo que el problema es de perspectiva en la regulación de las nuevas tecnologías. Al igual que pasa con la propiedad intelectual, el mundo de la protección de datos necesita soluciones globales, acordadas con la industria y coherentes con los nuevos hábitos de los consumidores y prácticas sociales. Será interesante en el marco de la feria de comercio electrónico que se celebrará en Madrid, cuál es la postura de la industria frente a las nuevas reglas de privacidad.

 

Hablando de redes sociales en el camino…

Hoy toca día de empresa 2.0. Escribo este post mientras viajamos a Oviedo a hablar sobre Social Media y Empresa, de los cambios que implican en las organizaciones las nuevas tecnologías y los nuevos hábitos de consumo informacional. Lo hacemos tras unos meses en los que las redes sociales entraron por fin de lleno en nuestras conversaciones del día a día, sin importar el lugar o la oportunidad. La Ley Sinde anti-descargas, las revueltas en África y Oriente Próximo, o la revelación de la relación de Shakira y Piqué, no importa, cualquier disculpa es buena para darnos cuenta de que Internet nos ha llevado como ciudadanos, individuales y colectivos, a primera plana, y que hoy más que nunca nuestra voz, aunque sea a punta de teclado cuenta. Y de esto hablamos Joaquín Sampedro y yo, mientras escribo este post con un portátil desplazándose a 100 Km/h, y conectado al teléfono que a su vez nos da acceso a Internet a través de una red 3G. Y la de cosas que nos quedan por ver.

Seamos utopicus

En cohaerentis estamos cada vez más convencidos de que desde el ámbito profesional y empresarial se puede promover un mundo mejor, con mayor riqueza social. A propósito de esto, este mes hemos empezado a compartir roce humano y existencial en y con utopic_US.

En, porque utopic_US es un espacio que promueve, comparte y reinventa aquello que nos resulta tan atractivo en Cohaerentis: el conocimiento. La creatividad y la comunicación, como forma de entender el mundo desde el disfrute y la construcción colectiva.

Con utopic_US, porque ante todo utopic_US son personas, llenas de interés por la transformación social, cada una desde lo que mejor sabe hacer. No en vano en Utopicus te animan y apoyan para alcanzar tu pequeña utopía :)

La cara que se les quedo al equipo cuando se enteraron de que unos abogados querían ser parte de esta realidad espacial y humana fue un poema. Buen síntoma. Utopía que se precie nos ha de pillar por sorpresa.

Sobre juglares y trovadores

Y por fin el debate estalló. Si algo bueno tiene la polémica Ley Sinde, y es desde mi punto de vista poco bueno lo que tiene, es que ha traído a primera plana un debate que viene preparándose a fuego lento en la cocinilla social desde hace mucho tiempo. Décadas ;-)

Escuchando al gobierno encajar la derrota parlamentaria de la disposición final segunda de la Ley de Economía sostenible, todo pareciera ser un asunto de juglares contra trovadores, donde por culpa de los primeros se va a acabar con la cultura.

En la edad media, los cultos trovadores escribían en lengua romance y componían música para disfrute generalmente de las cortes. Sin embargo en una época en la que nadie sabía leer y la imprenta no se había inventado, mientras los juglares hacían de interpretes, bufones, bohemios animadores de fiestas, trasladaban la cultura a todos los rincones. Pero su papel no quedaba ahí. Como debían aprenderse las obras de memoria, y estas se olvidaban en algunos apartados o quedaban desactualizadas, los juglares improvisaban, añadían, transformaban y por lo tanto, también creaban.

No podríamos entender la cultura de la edad media sin los trovadores, pero mucho menos sin los juglares que fueron grandes catalizadores culturales llevando historias y música a todo tipo de estamento social.

En la era Internet, la tecnología nos ha convertido a todos de una manera u otra en juglares, con la capacidad de compartir relatos, música, de modificarlos (para mejor o para peor según los gustos), de crear a partir de ellos, a un coste insignificante o igual a cero. Nunca antes la humanidad había asistido a un estallido de creación, acceso a la información y a la cultura tan vasto e intenso. Por eso resulta desconcertante escuchar al Gobierno decir que de no aprobarse una ley, que consiste básicamente en dar más facultades de persecución a aquellos que facilitan compartir contenidos, se acabará con el 50% de la cultura de un país.

En realidad ocurre que los trovadores se han industrializado, y en la era de la información y del conocimiento no saben adaptarse, conservando en torno a ellos toda una infraestructura, ahora obsoleta, y que sólo apela a emplear todos los recursos políticos, económicos para presionar y mantener el estatus quo del mundo cultural.

Con todo lo anterior no quiero decir que no haya que regular la propiedad intelectual. Esto es algo que venimos pidiendo hace muchos años desde diversos sectores. Pero los cambios que el Gobierno propone no son cambios de fondo, son cambios orientados a la persecución del que facilita compartir contenidos, y amenaza que de no salir adelante su propuesta, los cambios que llevará a cabo son para perseguir al que comparte o con quien se comparte. En cualquier caso siempre se trata de matar al juglar sin tocar al trovador.

Rf: La imagen es de SantiMB (http://www.flickr.com/photos/smb_flickr/2284409040/)

Emprender es cuestión de método…. de agradecimiento

Felipe Gabaldón

Y como todo en esta vida, consciente o inconscientemente se tiene o no se tiene. Hay quién pareciera nacer con esta vena, la del método, no la de emprender, ya que una cosa puede ir independiente de la otra. Emprender sin método no deja de ser más que un estado febril de poner en marcha cuanta idea se te pasa por la cabeza, sin darle una justa larga vida o un funeral en condiciones . Yo me obsesiono con el método, el enfoque, es decir, creo que no nací con el método corriendo por las venas. Aquellos que sí han tenido la suerte de esto irradian un sentido común natural para los negocios que no se adquiere, por mucho dinero que estés dispuesto a pagar a ningún Harvard o IE. Para verlo no hace falta que conozcas a la directiva de la CEOE. Basta con que entres a un mercado y veas negocios bien llevados, sensatamente calculados, y que aguantan crisis y otras malas hierbas con dignidad, así como vuelan sobre economías estables con prosperidad. Muchos de ellos no lo saben, pero nacieron con el método en su programa genético. Bienaventurados son. Pero por otro lado, a falta del método natural,  también es válido el método aprendido, complementado con otras cosas que son factores de éxito y bienestar. La innovación, la inteligencia social, la responsabilidad o el amor por el trabajo bien hecho contribuyen mucho a que un nuevo proyecto salga adelante y que este mundo sea un poquito mejor. Pero si hay un factor que creo fundamental es el apoyo social, empezando por la gente más cercana, que ya lleva tiempo andando contigo y te conoce de sobra como para saber si aciertas o te equivocas. Me atrevo a decir que Cohaerentis Consultores nace ya con más padres que socios, gracias a la colaboración y esfuerzo de quienes nos quieren, aprecian, aportan y soportan desde sus múltiples saberes y genialidades. No se si reconocer todo esto hace parte del método, en todo caso miles y miles de gracias.

La foto se llama Isaac Newton (según Dalí), es de Felipe Gabaldón, y está muy bien comentada por el autor (“…simboliza la invitación de Dalí a entrar en el viaje al cosmos; Gala representa el amor, y Newton es la puerta al futuro…”) http://tinyurl.com/25f5v5c

El software libre y cambio de paradigmas

Somos abogados, que le vamos a hacer. No todo el mundo puede ser programador, community manager, teleco, experto en SEO….Sin embargo, cuando tenemos ideas las generamos a través de mapas mentales en freemind. Nuestros blogs emplean wordpress, la plataforma de publicaciones más extendida  a nivel planetario. Salvo en caso de que exigencias laborales lo requieran, y aun así es salvable, cuando escribimos, editamos una hoja de cálculo o diseñamos una presentación, lo hacemos en Openoffice. Por defecto empleamos Firefox en nuestra navegación y tenemos instalados Ubuntu (y Debian) en nuestros equipos. No somos radicales del opensource. También nos gusta Mac y reconocemos que cuando nos iniciamos en el mundo de la informática Windows 95 jugó un gran papel ;-). Entre otras, por estas cuestiones, nos llaman abogados frikis, pero en realidad este es un apelativo que, aunque nos gusta, no explica del todo las implicaciones que tiene para nosotros optar por hacer un uso intensivo de las tecnologías en nuestra vida (profesional o no), y mucho menos explica nuestra preferencia y apoyo hacia el software libre.

El software libre, a diferencia de otro tipo de tecnologías, tiene una serie de elementos intrinsecos que ligan con nuestra cultura, nuestra forma de pensar o de vivir. Cuando hablamos de software libre hablamos de nuestra idea de procomún, o si se prefiere de nuestra idea de conocimento libre o compartido y de su lugar como derecho en la sociedad, como fin o como medio del individuo.

El carácter innovador del software libre no es técnico sino jurídico (y no es que barramos para casa). La libertad que se otorga sobre el programa a los receptores del mismo, ese libre acceso al código del programa así como la libertad de transformación y difusión del mismo, con todas las implicaciones de construcción colectiva del conocimiento que ello implica, así como la amplia cesión de derechos de propiedad intelectual por parte del creador o creadores del programa a terceros. Ese es el carácter innovador.
Nosotros, como abogados, bien sabemos que el Derecho en particular, y los hechos sociales en general no asimilan los cambios de paradigmas con la velocidad y facilidad con la que se producen en el mundo tecnológico.

La tecnología que hay detrás del software libre es de código legal y social, no de programación, por lo que los hechos que visualizan su expansión no son de carácter cuantitativo (número de aplicaciones desarrolladas bajo licencias libres, volumen de negocio generado con código abierto, etc.) sino de carácter cualitativo, como es la difusión de valores asociados al Open Source.

Precisamente, cuando en el año 1977 Inglehart describe los cambios culturales de las sociedades industrialmente avanzadas como “La Revolución Silenciosa”, de lo que da cuenta es de un cambio de valores en un paso del materialismo al postmaterialismo. En esta nueva era las sociedades dan prioridad a elementos como la autorrealización (algo muy ligado a la Ética Hacker de Himanen), el aprecio por las ideas, la difusión libre del conocimiento y un mayor compromiso por lo social.  En nuestra opinión esta es la base de la verdadera revolución en la que el software libre ha jugado el importante papel sirviendo de punta de lanza  a la hora de abrir camino a una nueva forma de generar y distribuir la riqueza. Un nuevo modelo económico del que se nos antoja muy difícil echar marcha atrás.

Elena Pérez Gómez

Juan Carlos Álvarez

Nuevo blog sobre E-commerce

En el mes de septiembre un grupo de profesionales del mundo del comercio electrónico han lanzado un proyecto que de inmediato ha pasado a formar parte de mi colección de feeds. Se trata del laboratorio de e-commerce. En el blog además de mantenernos al día de las noticias de comercio electrónico en general y en España en particular, llevan a cabo análisis de plataformas de comercio electrónico de las empresas más significativas del mundo físico.
Además cuentan con un canal de twitter por si queremos seguirles también por este medio.

Actitud 2.0

Puede que el meme 2.0 esté sufriendo un poco de abuso. Lo bueno es que nos ha servido para marcar una diferencia en una sociedad que está cambiando sus hábitos de trabajo, de ocio, de identidad…. todo ello a través de una tecnología que canaliza algo tan íntimamente ligado a lo que somos como es el conocimiento. Me gusta la actitud 2.0 en empresas e individuos, y como cada vez queda más patente que no está reñido con un modelo económico en el que si bien todos no ganan, si gana una gran mayoría, quiero contribuir a difundirla cada vez que me la vaya encontrando.

La imagen es de :http://internetrecursoeducativo.blogia.com/

Actualizando mi ecosistema….

Entre otras cosas porque demasiados proyectos, demasiadas ideas, y poco, muy poco tiempo, creo que estaba empezando a colapsar.
Cosas que tengo apuntadas de la semana:
Continuo mis lecturas del itinerario indiano, y tengo mis primeras reflexiones apuntadas para un post mañana. Mientras sigo con la migración a Mendeley para organizar mis lecturas:

http://www.mendeley.com/research-papers/collections/2635311/Literatura-Indiana/

Por otro lado el jueves participé en una mesa redonda en el Colegio Siglo XXI en el que hablamos con profesores, padres y chicos sobre los menores en las redes sociales. Tengo post para mañana también con esto ya que cada vez estoy más convencido de que sí o sí le tocó a los inmigrantes digitales ir un paso más allá y empezar a formar parte de las redes, directa o indirectamente de sus hijos.
Los dicho, mañana más.

Empiezo itinerario indiano….

Llevo ya unos meses planteándome lo humano y lo divino, profesionalmente hablando, para retomar el control del valor que genero, hacia quién lo genero, y si es coherente con mi ética, con mis principios. Me he considerado siempre un trabajador del conocimiento, inclusive en los escenarios más hostiles a este concepto, y de vez en cuando hago una parada, reviso literatura, anhelos y proyectos para ver si voy por buen camino. Un amigo mío diría que fue accidente cósmico el volver a tropezarme con La Sociedad de las Indias Electrónicas después de haberlas conocido hace ya varios años atrás, buscando textos sobre redes sociales. Ahora me encuentro con un proyecto consolidado, maduro, seductor, y que invita a ser vivido desde dentro a través de un itinerario del que, en este momento, sólo se me ocurre esperar cosas buenas. Cómo mínimo un aprendizaje y personas con las que conversar. ¿Hay algo más valioso?. Me pide David de Ugarte buscar un tag para seguir el hilo de mi itinerario indiano, e “Itacas” lo he denominado. Ahora a empezar este viaje indiano.

El dibujo de Keith Haring: Amistad

Hablamos de seguridad de la información?

Esta mañana hemos estado hablando en el despacho de seguridad de la información con algunos clientes. La estrategia de conversación (unos pocos en torno a una mesa y todos aportando) ha dado sus frutos. Nuestros clientes tienen una idea más amplia sobre los riesgos en la gestión de sus activos intangibles, y la importancia de tener implementados sistemas de gestión de la seguridad de la información, y nosotros conocemos de manera más cercana sus necesidades e inquietudes. Al final todos salimos ganando;-) Por cierto, la presentación para que la navegues aquí mismo: