Día mundial contra la censura en Internet

Mapa de los enemigos de la libertad de expresión

Un par de cosas que me llaman la atención. Se desliga la libertad de expresión de la libertad de prensa pese a que el llamamiento lo haga Reporteros sin Fronteras, una organización de periodistas con un punto de mira respetuoso a la masa crítica de nuevos divulgadores de la noticia: los ciudadanos.  Esta es la lógica de este día en el que se señala como los enemigos de la libertad de expresión a aquellos países que extreman la vigilancia sobre las nuevas tecnologías, conscientes de que hoy más que nunca el poder es controlado simplemente porque todos nos comunicamos más y mejor. Otra cuestión que destaco es lo poco que de esto hablan nuestros gobernantes, debido quizás a que les tocaría explicar las razones que les impulsan a aprobar leyes que convierten a los proveedores de Internet en policías de los contenidos.  En todo caso, “feliz día” en el que podemos decir en un blog “feliz día contra la censura en Internet”.

Yo hoy no pío

Para aquellos que creemos en un espacio lleno de oportunidades, socialmente incluyente, democráticamente influyente y económicamente poderoso, hemos percibido como las viejas formas calan en la nueva economía, inclusive entre aquellos que pensábamos abanderaban un discurso en el que se podía crear empresa y ser éticamente responsable.  Se globarizaron los mercados de capital, sin apenas control y estamos pagando ahora las consecuencias. En la primavera árabe creímos que podíamos globalizar la libertad de expresión, con estas herramientas que nos han dado una nueva perspectiva de identidad y solidaridad. Ahora twitter decide “censurar” los contenidos en función de la Ley de cada país, a sabiendas que no son precisamente los países democráticos los que presionan por ello (fatal ejemplo de Alemania con el asunto nazi), sino aquellos en los que una denuncia en 140 caracteres te puede costar la vida. Entiendo que es desde el interés que dicta el mercado. No hay problema, seguro que en el mercado existen otros proveedores dispuestos a hacer empresa si nos dejan, sin censuras, piar con ellos. Si no que se lo pregunten a Godaddy, que casi se ahoga en la SOPA. Yo hoy, desde el bosque de Twitter no pío.